sábado, marzo 15

Fósiles usados como ornamentación arquitectónica (7)


por Heraclio Astudillo Pombo, Universitat de Lleida, Dept. Medi Ambient i Ciències del Sòl
 
Uso popular de fósiles, como un tipo de rara ornamentación arquitectónica. (Séptima parte)



"Cabaña los Fósiles", en Bóveda (Álava)

Hace cuatro años, en la entrada del 26 de marzo de 2009, que fue dedicada a demostrar como el registro fósil, local, puede llegar a influir, decisivamente, en la formación de topónimos, relacionados con obras construidas y más concretamente con viviendas, mencionabamos la existencia del curioso edificio al que hoy se dedica esta entrada. El motivo, obviamente, es que está ornamentado con miles de ejemplares fósiles, de diversas especies de diferentes clases de moluscos: cefalópodos, gasterópodos y lamelibranquios; también de equínidos, braquiópodos y corales, todos recogidos en el terreno de los alrededores del pueblecito alavés. 

En aquella escueta mención a una curiosa y sorprendente obra arquitectónica, se comentaba que quien quisiera conocer más detalles sobre el edificio mencionado, podía consultar el contenido de un reportaje a ella dedicado, a través de dos enlaces allí existentes. Se indicaba que sendas direcciones de Internet conducían hasta informaciones idénticas pues se trataba de un duplicado del mismo reportaje. Resultado de una visita que, hacia 2005-2006, había realizado a la llamada "Cabaña los Fósiles", Ernesto Santidrián Castro, un gran aficionado y coleccionista de fósiles y de minerales, residente en Vitoria/Gasteitz. Ernesto se había desplazado acompañado de un grupo de amigos a los que quería mostrarles el edificio más raro y singular, de todos los existentes en la pequeña localidad alavesa de Bóveda, una aldea agregada al municipio de Valdegovía/Gaubea.


Ernesto, macrofotografiando los mejores ejemplares fósiles, de entre todos los existentes en las viejas piedras de construcción, usadas para edificar el casco viejo de Vitoria/Gasteitz (Álava).
En ese momento estaba preparando una ruta urbana, de descubrimiento, observación e identificación de fósiles. El itinerario que estaba diseñando transcurría por el casco viejo de Vitoria, desgraciadamente, la muerte de Ernesto impidió que el proyecto pudiera ser acabado.
Imagen: Rutas de los fósiles urbanos


Los enlaces citados, conducían a dos blogs participados por Ernesto, el primero enlazaba con su blog personal: Ernesto y la Paleontología y el segundo con un blog temático: Paleored, en el que hacía aportaciones personales, regularmente. 
Tras la muerte de Ernesto, en abril del 2010, a causa de un letal infarto, ambos blogs siguieron funcionando, lánguidamente y con algunos problemas técnicos, pero gracias al soporte de algunos amigos y colegas del fallecido, Ernesto, siguieron resultando accesibles hasta mediados del 2011, momento en que dejaron de funcionar, definitivamente. Desde entonces, resulta imposible consultar sus contenidos. 
Esta entrada está dedicada a honrar la memoria del amigo Ernesto y en ella se reproducirá, íntegramente y casi literalmente el citado reportaje realizado por Ernesto hacia 2005-2006. Únicamente, los comentarios que acompañan a las imágenes de esta entrada, originalmente no comentadas no han sido escritos por Ernesto, sino redactados por quien esto escribe.



"Cabaña de los Fósiles"   

Martes, 10 Febebrero de 2009

En la provincia de Álava, en el País Vasco y relativamente cerca de la capital Vitoria-Gasteiz, existe un pueblo tranquilo y apacible, como muchos otros. No es muy grande, ni tampoco muy pequeño, es netamente agrícola.Sin embargo, de entre todas las casas, hay una que destaca y llama la atención de cualquier visitante que llegue al pueblo.


Parte izquierda de la fachada principal, con un grandísimo escudo, es el llamado en euskara "Zazpiak Bat", es decir, " Siete en Una". Se muestran, reunidos, los escudos de las siete provincias vascas que constituyen la patria vasca: Euskal Herria. Se pueden ver los escudos de las tres provincias de Euskadi, el de Navarra y los de las tres províncias vascofrancesas. 
 
No es por su construcción, ni tampoco por su antigüedad. Tampoco por su situación o estilo. Es por su principal característica la obra de decoración.

Esta casa es la apodada "Cabaña de los Fósiles", que corresponde a una remodelada cabaña habilitada hace algunos años, por su actual dueño (Persona afable y laboriosa donde las haya). Siempre con sumo placer y orgullo, mostraba su trabajo a cualquier visitante que se lo pidiese.

Zona de la fachada principal, situada alrededor de la puerta principal, de acceso a la vivienda. Bajo el tejadillo y sobre la puerta, el nombre "comercial" de la vivienda turística

 
La particularidad de esta casa es, que tanto por dentro como por fuera, ostenta incrustados numerosos fósiles en el revestimiento y adornos de sus alzados. 

Detalle de la parte situada bajo la marquesina, tras el farol que ilumina la zona de entrada, zona decorada con fósiles.
 
Todas las fachadas están revestidas de igual manera, incluso en el pequeño jardín de la parte trasera se puede observar, la misma decoración, tanto en las vallas como en los bancos del jardín.

Aspecto de uno de los diversos banco de obra, fosilifera, adosados a los muros de la casa, en este caso, en una de las fachadas laterales. Se puede ver que está totalmente revestido con una gran cantidad y diversidad de ejemplares enteros y fragmentados, de fósiles, mayoritariamente moldes internos. Se pueden identificar diversos géneros de ammonites y nautiloideos, de bivalvos y gasterópodos, de braquiópodos, de equinodermos y de corales, etc.

No obstante os comentare que esta bonita casa de hoy, no fue tal, originalmente, sino mas bien un rústico cobertizo para la maquinaria agrícola.

El Sr. que lo compró, con mucha paciencia y muchísimo trabajo, consiguió transformarlo en una casa de 2 plantas. La remodeló enteramente y en los ratos de descanso, se daba un paseo por el campo y recogía los restos fósiles que se le ponían a la mano, consiguió terminar la casa y hoy es una atracción turística del pueblo. 

Parte derecha del muro de la fachada principal, en la que se pueden ver dos rótulos, elaborados con fósiles, que expresan, suponemos, dos principios morales seguidos por el constructor y propietario... o tal vez dos recomendaciones sugeridas al visitante...



Por aquellas fechas no había leyes, ni nada parecido, que protegiera a los fósiles, por tanto, en ese sentido el propietario, recolector y decorador no incurrió en delito alguno. 
 
Arriate, de "obra paleontológica", en el que abundan los moldes internos de grandes gasterópodos. Está adosado al muro de la fachada, en el lado izquierdo de la puerta de entrada, principal, contiene abundancia de plantas carnosas.


El interior de la casa, cocina, comedor y un pequeño CW (wc?), presentan sus paredes recubiertas con fósiles, lo sé por que lo ví todo, en directo, hace ya muchos años. Como 25 a 30, más o menos.

Elementos decorativos y expresivos que por efecto del ángulo de la toma fotográfica, resultan difíciles de interpretar. El mayor es un escudo, no identificado, situado entre dos rótulos que, tal vez pudieran estar escritos en euskara. Todo ello está situado en una de las fachadas laterales de la casa.

Personalmente, me descubro ante la paciencia y trabajo duro de esta artística obra tan magnifica, no hay que quitarle su merito de obra artística. Si bien es cierto que no comparto el uso de los fósiles para este menester puesto que no me parece apropiado el uso de este material para adornar la casa.

Fotografía del grupo de excursionistas, con el rostro "pixelado", desplazados hasta bóveda para realizar la visita al edificio singular de la localidad. Ocasión aprovechada por Ernesto para realizar el reportaje que se presenta en esta entrada
 

Espero que este reportaje fotográfico, os resulte suficientemente ilustrativo. No se pudieron sacar fotos interiores ni del pequeño jardín, por que el día que se hizo el reportaje, no estaba nadie en la casa. Pero creo que la muestra exterior lo dice todo.

Ernesto


Otras vistas de la cabaña:

Mientras se rebusca información sobre la casa de los fósiles de Bóveda, en Internet, pudo localizarse una referencia a ella en
el blog El Vinosaurio. Se trataba de una entrada titulada "Frank Gehry es vasco" firmada por Gorka y publicada el viernes, 18 de junio de 2010. 

Vista del lado izquierdo de la fachada principal de la llamada, vulgarmente, "casa de los fósiles", de Bóveda
Fotografía original de Gorka Martín...ligeramente retocada, por quién sabe quién

Contenía dos imagenes distintas a las de Ernesto, así es que "ni corto ni perezoso" le solicité copias. Desgraciadamente, el autor de las imágenes, Gorka Martín, no pudo encontrar las imágenes originales y se ha tenido que recurrir a la "captura de pantalla", de Paint y del Microsoft Office Picture Manager, para poder reutilizar las existentes en dicho blog, a pesar de que su calidad resolutiva no era la ideal. 

Vista del lado derecho de la fachada principal, de la esquina y de la fachada lateral, correspondiente, de la "Cabaña los Fósiles", de Bóveda
Fotografía original de Gorka Martín
...ligeramente retocada

Aunque se intentó conseguir mejorar, digitalmente, las imágenes capturadas, el resultado obtenido "no ha sido como para tirar cohetes". Lo que se ha ganado en contraste, se ha perdido en color. Así es que lo que se muestra aquí es todo lo que hay... aquí. La explicación del fiasco son los limitadísimos medios técnicos disponibles y la escasa  habilidad de quien esto escribe, a pesar de su enorme paciencia y proverbial perseverancia.
De todas maneras, un "eskerrik asko" a Gorka Martin, por su buena voluntad y por ser un alegre paleontólogo de dinoaurios que, en ocasiones especiales ejerce de reportero dicharachero, para El Vinosaurio.


Nota informativa:
Los comentarios que acompañan a las imágenes del reportaje de Ernesto no fueron escritos por él, sino por quien ha presentado esta entrada. Dichos comentarios han sido redactados con la finalidad de completar la información y mejorar la comprensión del texto original.