sábado, junio 30

Los fósiles como motivo temático en la filatelia ibérica (7)

por Heraclio Astudillo Pombo, Depto. Medi Ambient i Ciències s del Sòl, Universitat de Lleida


Sobre una serie de sellos postales, españoles, dedicados a los dinosaurios y sobre otras sorpresas filatélicas (2ª parte)


Introducción:

Los sellos postales que componen la serie principal que es motivo de este trabajo, se presentan ordenados, alfabéticamente, y acompañados, exclusivamente, de la "variopinta" información paleontológica que aparece en cada uno de ellos, redactada de forma literal, conservando la ausencia de puntos y comas y el uso inapropiado de minúsculas y mayúsculas. No obstante, se ha presentado escrita "del reves", es decir, "de abajo a arriba", que es tal como aparece en en la correspondiente ficha de Delcampe y como el texto llega tener un significado lógico, paleontologicamente.
En algunos sellos, parte del texto informativo que los acompaña, aparece escrito en color rojo, esto se hace para indicar que se trata de información paleontológica de cierta relevancia y que estando ausente en algunos de los sellos de la serie pero apareciendo en en la ficha de Delcampe, la añadimos como un complemento informativo, necesario.

El nombre zoológico, genérico, que encabeza el texto que corresponde a cada ejemplar filatélico, enlaza, automáticamente, con la página correspondiente de la Wikipedia, por si algún/a lector/a  quisiera hacer consultas de contraste o ampliar conocimientos sobre el género.
La palabra Delcampe, situada al final del texto, a continuación de "Información e imagen:", enlaza automáticamente con la ficha de ese sello, en particular, que existe en el archivo de la empresa, de ventas por Internet, Delcampe .


Advertencia a los lectores poco informados:

Aunque este trabajo se titula Sobre una serie de sellos postales, españoles, dedicados a los dinosaurios, como ya advertimos en la entrada anterior, la serie también incluye unos pocos sellos dedicados a otros grandes reptiles que no son dinosaurios. En esta entrada, uno de esos casos lo representa el sello dedicado al pliosauro del género Brachauchenius 

 

Albertosaurus sarcophagus dinosaur
Bipedal predator
Meaning: Alberta lizard
Late Cretaceous Period
Información e imagen: Delcampe


 


Allosaurus  theropod dinosaur
Bipedal predator
Different lizard 
Late Jurassic Period 

Información e imagen: Delcampe


 
 

Amargasaurus cazaui dinosaur
Early Cretaceous Period
Meaning: La Amarga lizard
Neuquén, Argentina 
Salgado and Bonaparte 1991,
Quadrupedal herbivore 

Información e imagen: Delcampe

 



Ampelosaurus sauropod dinosaur
Late Cretaceous Period
Vine Lizard


Información e imagen: Delcampe

Apatosaurus sauropod dinosaur
Brontosaurus
Late Jurassic Period
Información e imagen: Delcampe










Argentinosaurus

Argentinosaurus huinculensis dinosaur
Late Cretaceous Period
Bonaparte & Coria, 1993
Información e imagen: Delcampe
 






Baryonyx  saurischian dinosaur 
Baryonyx walkeri 
Early Cretaceous Period
Información e imagen: Delcampe
 





 

Brachauchenius pliosaur reptile
Short neck
Marine reptile
Skull of Brachauchenius lucasi
Early-Late Cretaceous Period  

Información e imagen: Delcampe

 




Brachylophosaurus  Hadrosauridae Dinosaur
Herbivorous
Late Cretaceous Period
Short-crested lizard 
Información e imagen: Delcampe

Camarasaurus  herbivorous dinosaur
Chambered Lizard
Late Jurassic Period

Información e imagen: Delcampe


 


Carnotaurus predatory dinosaur
Late Cretaceous period
Carnotaurus sastrei 
Información e imagen: Delcampe







Corythosaurus casuarius dinosaur
Meaning: “Helmet lizard”
Brown, 1914
Late Cretaceous Period 


Información e imagen: Delcampe





Cryolophosaurus theropod dinosaur
Elvisaurus
Early Jurassic Period 

Información e imagen: Delcampe





 

Daspletosaurus Tyrannosauridae Dinosaur
Late Cretaceous Period
Frightful lizard 


Información e imagen: Delcampe


  


Diplodocus sauropod dinosaur
Marsh 1878
Double beam
D. longus skull
Late Jurassic Period
Información e imagen: Delcampe




Continuará... 
próximamente.... 
...en este blog
 

sábado, junio 23

Los fósiles como motivo temático en la filatelia ibérica (6)

por Heraclio ASTUDILLO-POMBO, Dep. Medi Ambient i Ciències del Sòl, Universitat de Lleida.


Sobre una serie de sellos postales, españoles, dedicados a los dinosaurios y sobre otras sorpresas filatélicas (1ª parte)




Presentación de la serie recién descubierta... y justificación del patinazo, del pasado 15 de mayo


Debo empezar entonando un "mea culpa", porque en la parte inicial de la entrada del 15 de mayo, presentába, lo que en aquel momento conocía y creía cierto, sobre las últimas emisiones españolas de sellos relacionados con la paleontología. 
Pero aquella situación, inicial, cambió enormemente, con posterioridad a la publicación de aquella entrada mayera, puesto que a principios del actual mes de junio, de forma inesperada y  totalmente casual, con un efecto, altamente, desconcertante me dí de bruces, literal y metafóricamente, con una muy curiosas serie de sellos postales, españoles, del tipo de "sellos personalizado", dedicados casi exclusivamente a los dinosaurios y que, también, incluía algún que otro reptil mesozoico.

Este sello, dedicado al espinoforosauro, fue el primero de la serie dinosauriana que fue descubierto. Él fue el cabo del ovillo que me conduciría, paso a paso, después de muchas horas de estirar y desenredar, dentro de las webs de Delcampe y de Ebay, hasta el "mogollón" final, de los 31 extravagantes sellos, españoles, de tema dinosauriano
Imagen: Delcampe

Cuando, antes, he afirmado que el inesperado descubrimiento de aquellos sellos postales me resultó muy sorprendente y que  me parecieron muy "curiosos", me refería a que tenían un conunto de características que, en mi opinión, los hacían inusuales dentro del sector filatélico español. Por ejemplo, resulta bastante chocante que tratándose de sellos españoles, todo el texto apareciera escrito en inglés, a excepción del nombre latino del género zoológico, del reptil representado, y del breve texto de la cabecera del sello postal que, preceptivamente, debe contener un texto, en español, predeterminado por el Servicio de Correos de España. 
También, resultaban muy extraños aquellos sellos, porque una vez analizado su contenido paleontológico, éste no parecía tener demasiada o ninguna relación con el registro fósil, reptiliano o dinosauriano, español y ni tan siquiera con el ibérico y, además, porque analizado el contexto español, de eventos relacionados con la paleontologìa, su emisión no parecía estar motivada por ninguna conmemoración histórica o social, ni por la celebración de ningún evento científico.






Bloque de 5 sellos personalizados, idénticos, del pliego de 25, dedicado al dinosaurio saurópodo, Camarasaurus. En la parte superior de la imagen, aparece el borde de la matriz del pliego, con la rotulación "completa", los 5 están en una oferta de Ebay, a 40 USD.  
En el sello parecen representados un cráneo, una recreación viviente del animal y una silueta humana, como escala comparativa, de tamaño relativo. 
Imagen: Ebay

En cuanto a calificar, como altamente sorprendente, el reciente hallazgo de esta serie de sellos postales, españoles, ello es debido a varias razones que necesitan ser explicadas y que paso a justificar seguidamente. 

En primer lugar, quedé sorprendido porque, sin ningún género de dudas, su temática dinosauriana resulta absolutamente atípica, pues nunca, antes de ahora, el servicio de Correos, había emitido sello alguno dedicado a representar animales fósiles de ningún tipo. Además en este caso, se trataba mayoritariamente de dinosaurios, no me habría impresionado tanto si el hecho correspondiera a Portugal, país en el que ya hace algunos años, se emitieron algunos pocos sellos, "ATM o de valor variable", dedicados a algunos de los géneros de dinosaurios, hallados en su territorio.

En segundo lugar, me resultaba increíble que tratándose de una serie postal, española, formada por 21 sellos, yo no la hubiese detectado antes. En los días siguientes, mi incredulidad siguió intensificándose, a medida que iba aumentando el número de nuevos sellos, pertenecientes a esta curiosa serie de sellos postales reptilianos, alcanzándose, al final, la inesperada cantidad de 31 sellos reptilianos, por ahora... 
Por otra parte, viendo las fechas en que cada tipo de sello se había puesto a la venta, se pudo constatar que los primeros ejemplares entraron en el mercado filatélico en marzo y los últimos en junio, razón por la que desconocemos si la emisión de esta serie ya ha concluido o si continuará ampliándose, en los próximos meses. 
Durante el proceso de búsqueda de sellos dinosaurianos, descubrí que existían, dos series más de temática paleontológica, una segunda serie de temática "paralela" que parecía estar dedicada a mostrar los esqueletos de diversos géneros de dinosaurios, o sus reproducciones, en el interior de diversos museos del mundo entero. 
La tercera serie está dedicada a la fauna prehistórica, de momento, sólo han sido emitidos tres sellos y todos de mamíferos, pero no sabemos la dirección ni el sentido que puede tener en el futuro...
Lo más curioso de estas dos serie, de aparición mucho más reciente, es que resultaban, sorprendente, cortas, en comparación con la de reptiles/dinosaurios, pues la de esqueletos sólo consta de 4 sellos  y la de fauna prehistórica, sólo consta de 3 sellos. Esta cantidad tan reducida y su parcialidad, nos induce a pensar que ambas parecen estar en sus inicios y que probablemente podrían seguir creciendo, en el futuro....


Sello postal, perteneciente a una de las dos series "cortas", reproduciendo una vista muy típica del interior del Museo Jurásico de Asturias (MUJA), con los dos tiranosaurios copulantes, en "plena faena", y sin ningún pudor, por su parte, ante la admiración del público "voyeur" que suele acudir, devotamente, para concentrarse, jocosamente, en derredor suyo.
Imagen: Delcampe 'missing', caché de Ebay


Y en tercer lugar, mi pasmoso asombro, también estaba más que justificado, porque ni  los expertos filatelistas consultados sobre este asunto, con los que mantengo periódicos contactos, sabían nada del tema, desconocían la existencia de esta serie, no sabían quien era su promotor e ignoraban la posible justificación de tal emisión. Todo este desconocimiento, como ellos me comentaron, se debe a ciertas características intrínsecas de este tipo de emisiones "a la carta" de sellos personalizados, ya que, como viene siendo habitual, en todas las emisiones de sellos españoles de tipo personalizado, su efímera existencia transcurre en una especie de "catacumbas" filatélicas o "limbos" virtuales, difícilmente accesibles para curiosos que no sean coleccionistas filatélicos, registrados o suscritos al portal de ventas. Situación particular que hace que las emisiones de sellos personalizados, no sean detectadas con facilidad, ni con rapidez, por personas no implicadas en su gestación o en su comercialización. 

Ficha de oferta virtual de un sello de esta serie reptiliana, en Ebay
Imagen: Captura de pantalla

En primer lugar, porque su emisión, sólo es conocida por los integrantes de círculos sociales muy reducidos, implicados en su creación y posterior encargo de emisión. 


En segundo lugar, porque sus cortísimas tiradas, en este caso es de sólo 25 sellos para cada género y pocas veces superan el centenar, cuando se ponen en circulación postal, suelen circular por el territorio comarcal, provincial o autonómico, pasando totalmente desapercibidas para la mayoría de las personas, no avisadas, incluidos los miembros y directivos de diversas asociaciones filatélicas, españolas. 

En tercer lugar, porque la mayoría de este tipo de reducidas emisiones, personalizadas, son fagocitadas, casi inmediatamente o muy rápidamente, gracias a Internet, por el mercado filatélico internacional, más especializado o más especulador. 
Todo este, incomprensible, "secretismo y descontrol filatélico" es posible y favorecido por ciertas condiciones ambientales, tales como que su emisión no es anunciada, previamente, ni queda registrada, posteriormente, en ningún documento, ni lugar físico, ni sitio virtual que resulte de fácil acceso público, tal como sí sucede con los matasellos especiales, de los cuales el Servicio de Correos tiene un catálogo. Por todo esto, este tipo de sellos, sólo, suele aflorar, "en superficie" de forma muy casual, a través de ciertas "ventanas filatélicas" o cuando siguiendo una pista, se penetra en los "intrincados laberintos malditos" de ciertas empresas, especializadas en las ventas filatélicas, por Internet o, más raramente, en algunos foros dedicados en el coleccionismo filatélico, de temática prehistórica, muy especializada: "flora y fauna", de acceso restringido y exclusivo para sus miembros registrados.


He aquí una imagen del "flipante" depósito , virtual, de dinosurios, motivo de mi enorme sorpresa y subsiguiente alborozo, en la que aparece una ínfima parte de los 21 primeros hallazgos. 
El mayor descubrimiento se produjo durante la prospección de la sección de sellos postales de España, dentro del nivel correspondiente a la fauna prehistórica, en el web de ventas por internet Delcampe 
Imagen: Captura de pantalla

Los sellos personalizados, se prestan muy facilmente a la emisiones "raras", es decir de temática extrañas y de escasa tirada, puesto que cualquier institución, organización o persona particular, pueden solicitar al Servicio de Correos español, la emisión de una serie de sellos postales, "a la carta", con el contenido gráfico y textual que se desee. Tan solo es necesario cumplir una serie de requisitos muy elementales para poder disponer de sellos postales que, luego, son timbres oficiales y de curso, totalmente, legal, por lo que se pueden vender en el mercado filatélico, como inversión, o poner en circulación, con fines publicitarios, o formando parte ciertos productos filatélicos comercializables, como son los sobres especiales y las tarjetas máximas, con matasellos de primer dia de circulación.

Imagen que muestra la enorme diversidad de motivos temáticos que es posible publicar en las emisiones de sellos personalizados. 
Imagen: Captura de pantalla


El coste del servicio de emisión, es de sólo 30 € para cada pliego de 25 sellos, que es la cantidad mínima, aceptada como encargo por el Servicio Postal de Correos, de manera que cada sello personalizado, le sale al promotor por 1,2 €, que si luego, es puestos a la venta, en internet, a precio fijo o por subasta, inicialmente, ya puede doblar, triplicar o cuadruplicar su coste real y alcanzar precios muy superiores que rinden pingües beneficios, a sus promotores.  


En el caso de la serie reptiliana que es motivo de este artículo, si cada sello ha costado 1,2 €. y luego se consigue vender por internet, en Ebay entre $ 5 y $ 20  o en Delcampe entre 3.50 € y 15 o 20 €, es evidente que este tipo de emisiones personalizadas, "a la carta", no parecen ser un mal negocio para sus promotores-vendedores. 
Teniendo en cuenta las anomalías que presenta esta bizarra emisión filatélica reptiliana,  intuimos que el objetivo, principal, de su emisión no parece ser el de contribuir a divulgar la cultura reptiliana-dinosauriana, en el mundo filatélico, sino alcanzar otras metas mucho más materialistas y "humanas". 

Aspecto de un "sobre especial" o "tarjeta máxima", con matasellos del primer día circulación (Torrevieja 17-4-12), luego puesta a la venta, en Ebay, a 40 USD. Sello y tarjeta, reproducen, dos representaciones de un dinosaurio ornitópodo del género Tenontosaurus.

Imagen: Ebay

 Hasta ahora, la mayoría de las emisiones personalizadas habían sido de tipo conmemorativo y publicitario, relacionadas con eventos históricos, sociales o culturales de ámbito local o regional. En el caso particular de la serie que nos ocupa, en mi opinión, parece ser que, básicamente, tiene finalidad comercial, pues de trata de una serie de temática con alta demanda social, en la actualidad dinomaníaca,  y al ser de tirada extraordinariamente limitada, tan solo 25 sellos de cada género de dinosaurio, crea unas condiciones que tienden a estimular la demanda, determinando unos precios, de venta, bastante por encima de su valor facial, especialmente en el ambiente de venta por subasta, generando unas ganancias muy beneficiosas para sus avispados promotores.
Gracias a las respuestas oraculares de "san Guguel", hemos podido averiguar que, en este caso concreto, el promotor parece ser una empresa de la Comunidad Valenciana, denominada jubortorspain1950SL, un negocio variopinto que entre otras actividades, se dedica a vender, en Internet a través de Delcampe y de Ebay y, diversos productos filatélicos,  a precio fijo y en subasta.
Por otra parte, también resultaban muy curiosas las estampillas postales, de esta serie, por manifestar disimilitudes en cuanto a la información paleontológica, básica, aportada y por la selección de las representaciones gráficas escogidas en cada sello. También por ciertas irregularidades, en relación a los criterios taxonómicos y la nomenclatura científica y vulgar de cada uno de los reptiles que integran la serie. Todo ello nos induce a pensar que la serie ha sido preparada, diseñada y encargada por personas con escasos conocimientos paleontológicos, pero con buenos conocimientos mercantiles, pues todos estos sellos, científicamente, anómalos "se están vendiendo como churros, calentitos"... Pero todas nuestras reservas y valoraciones, son opiniones personales, puesto que no se puede objetar gran cosa, porque, a pesar de todas sus excéntricas anomalías y incomprensibles anormalidades, se trata de una serie postal de curso, totalmente, legal por haber sido emitida bajo los auspicios del Servicio de Correos de España e impresa en los talleres de la Fabrica Nacional de Moneda y Timbre de España...

Compárese el desigual contenido informativo, de tipo paleontológico, incluido en este par de sellos, pertenecientes a la serie tratada aquí. Esta diferencia en los distintos patrones, que manifiestan ciertos sellos de la serie, es una característica muy relevante de la misma.
Imágenes: Delcampe 1 y Delcampe 2



viernes, junio 15

Fósiles usados como ornamentación arquitectónica (5)


por Heraclio Astudillo Pombo, Depto. Medi Ambient i Ciències s del Sòl, Universitat de Lleida

Uso popular de fósiles, como un tipo de rara ornamentación arquitectónica. (Continuación 5ª parte)


Solsona (Lleida) "La Casa del Fòssils" o "Ca'l Planes"

Se trata de un edificio de cuatro plantas, a doble fachada pues forma esquina con dos calles,  la de sant Josep de Calassanç y la de la Travessia de sant Josep de Calassanç, en la que está situada la entrada principal, concretamente en el nº 8.

El edificio es, relativamente, antiguo, pues se construyó a finales del s. XIX, en el año 1882 y, desde lejos, nada hace sospechar que pueda tratarse de un esdifició singular, único en la ciudad y raro en toda España. Observado de cerca, se descubre que sus fachadas presentan un tipo muy particular de ornamentación, la cual le diferencia de los demás edificios colindantes, muy claramente. De todos los elementos arquitectónicos, de tipo decorativo, los que le aportan  la mayor originalidad, a este edificio, sin ser los únicos pero sí los más característicos, son los innumerables fósiles que están adheridos en la parte inferior de ambas fachadas, en una franja comprendida entre los 0.75 y los 3,5 m., de altura.

Pequeña ventana, a escasamente 1 m. altura, en cuyo dintel figura la inscripción: R.- TORREGASSA –R. 1882, indicando el primer propietario y constructor y la fecha de construcción del edificio. A su alrededor, en el muro, pueden verse diversos tipos de fósiles, predominan los erizos, especialmente, en el lado izquierdo de la imagen

Los ejemplares fósiles, utilizados como decoración, son conchas, caparazones y sus correspondientes moldes internos, fosilizados, pertenecientes a diversos tipos de animales marinos bentónicos, es decir, propios de fondos marinos, tales como, esponjas, corales coloniales y corales solitarios, gasterópodos, mayoritariamente sus moldes internos, bivalbos “comunes” y bivalbos "no tan comunes" (rudistas) y, además, erizos de mar. 
Todos los fósiles están sujetos al muro de las fachadas, mediante la aplicación de "cemento adhesivo", hecho que los mantiene, firmemente, sujetos sobre la superficie ornamentada de ambas fachadas.

Detalle, de una parte del muro, en el que se pueden apreciar diversos tipos de fósiles, predominando los moldes internos de gasterópodos

R. Planes Torregassa, anterior propietario del edificio, fue la persona que decidió cambiar el aspecto primitivo del edificio que algunos años antes había heredado de sus padres, ornamentándolo con la incorporación de centenares de fósiles a sus fachadas, la colección de los cuales constituían una de su muchas aficiones personales. La elección de una decoración arquitectónica, tan atípica, posiblemente, se hizo con las intención de singularizar y personalizr un edificio antiguo, de tipología muy tradicional, dotándolo de un nuevo aspecto, mucho más novedoso y original. En segundo lugar, quizá, tal remodelación de las fachadas respondía a la intención del propietario de demostrar, de forma pública y bien ostensible, su interés por el aspecto estético de los fósiles, de la comarca y de comarcas vecinas.

Pequeña ventana, a escasamente 0,6 m. altura, en cuyo dintel figura la inscripción: PLANES TORREGASSA 1968, indicando el propietario remodelador y la fecha de las obras de remodelación. A su alrededor, en el muro, a pueden verse diversos tipos de fósiles: corales solitarios, moldes internos de gasterópodos, corales coloniales, erizos...
Imagen: Fotografía original de Ignasi Gómez Farreres

La distribución de los fósiles en las fachadas, afecta la parte correspondiente a la planta baja, mientras que en el resto de las fachadas, existen otros elemento decorativos, bastante curiosos y que quizá, tenían por finalidad mostrar, de forma pública, su interés por las antigüedades y la cultura popular.

Detalle de una pequeña zona del muro, en que pueden verse dos ejemplares de erizos marinos, del género Micraster

Según nos ha informado Ramón Planes Albets, su actual propietario e hijo de R. Planes Torregassa, la época de inicio de las actividades de la ornamentación, actual, del edificio, fue hacia mediados de la década de los años 60, finalizando tales trabajos hacia a finales de la década de 1970 o principios de la de 1980. El periodo de mayor actividad decorativa, se produjo entre 1968 y 1970, bienio durante el cual se realizaban unas obras de restauración y reformas del viejo edificio familiar que habiendo sido construido en 1882, necesitaba adecuarlo a las necesidades de los tiempos modernos. 
Según nos ha informado R. Planes Albets, el último fósil ornamental, colocado en el exterior del edificio, fue una gran caracola marina, fijada en la parte superior de un mojón de piedra, situado en la esquina, elemento que servía antiguamente para proteger la obra, contra los impactos de las ruedas de carro que realizaban un giro demasiado cerrado. Ese fósil, el mayor de todos, fue colocado principios de los años 80 y aún se mantiene firme, en su posición y situación originales, a pesar de estar en un sitio muy accesible para los expoliadores, a escasamente 50 cm. del suelo.

Perspectiva del la fachada secundaria del edificio, desde la calle Sant Josep de Calassanç, con una densidad de fósiles mucho menor, en la parte baja de la esquina, puede verse encima del mojón, protector, la gran caracola de mar

 R. Planes Torregassa no era un coleccionista sistemático, ni experto, sino que lo hacía impulsado por interés localista y sentido estético, tampoco recolectaba personalmente los fósiles que coleccionaba, pues jamás había salido al campo a buscar y recoger fósil alguno para su colección particular, sino que recolectaba durante sus visitas a ciertas tiendas de anticuarios, existentes en la localidad y en otras poblaciones de los alrededores, en donde seleccionaba y compraba aquellos que más le gustaban, por su aspecto estético y rareza. El principal proveedores de fósiles, al que visitó con más asiduidad, era un fondista de la localidad de Oliana, persona que compraba ejemplares fósiles, a diversos recolectores locales, que luego acumulaba en su trastienda, con destino a la venta posterior. Los fósiles más "raros y espectaculares" eran ofrecidos a ciertos clientes "selectos" que pasaban, ocasionalmente, por su establecimiento y a aquellos otros que, como Planes Torregassa, eran coleccionistas de fósiles y que, conociendo esta otra actividad paralela, expresamente, acudían para adquirir los ejemplares que le interesaban, pagando por ellos un buen precio.

Fragmento esquelético de coral colonial ramificado

 Debido a determinadas circunstancias geológicas, la zona de los alrededores de la población de Oliana, es muy rica y variada en fósiles mesozoicos y cenozoicos. Hay que tener presente que la presa de Oliana, cercana a esta población, está construída, más o menos, en la línea divisoria entre terrenos mesozoicos (Cretácico y Jurásico) y cenozoico (Eoceno superior y Oligoceno). Aguas arriba de la citada obra hidráulica, es decir, un poco más al norte, afloran los materiales mesozoicos y aguas abajo de la citada obra, es decir, un poco más al sur, afloran materiales cenozoicos. Esto hace que la antigüedad, de la mayoría, de los fósiles usados en la decoración, esté comprendida entre 200 y 34 MA (millones de años)

Esqueleto de coral solitario, en parte, fragmentado

Debido a sus variados y amplios conocimientos culturales, el ayuntamiento de Solsona, encargó a R. Planes Torregassa, hacia finales de los años 60, el diseño y organización del nuevo Museo Etnográfico Municipal, que ocuparía algunas dependencias, en el mismo edificio del ayuntamiento. El fondo museistico inicial, se constituyó a partir de diversas donaciones y cesiones, de multitud de propietarios particulares, de la población. Ya entonces, R. Planes Torregassa hizo colocar, en el local de la exposición, una vitrina en la que se mostraban diversos ejemplares fósiles, la mayoría, pertenecientes a su colección personal y procedentes de la zona de Oliana, para que sus convecinos y visitantes pudieran disfrutar de su observación, junto a otras vitrinas dedicadas a la exposición de indumentaria antigua, arqueología, numismática, viejos aperos de oficios rurales, utensilios artesanales, instrumentos domésticos, cuchillería, objetos religiosos de uso doméstico, armas cortas antiguas, documentación histórica, etc., etc...

Detalle del muro de la fachada, de la travessia de sant Josep de Calassanç, en la esquina con la calle de sant Josep de Calassanç, en donde se pueden ver diverso ejemplares fósiles, de diferentes clases: erizos, moldes internos de gasterópodos y de pelecípodos, conchas de pelecípodos, esqueletos de corales solitarios... 

Según nos comentó Ramón Planes Albets, hijo del anterior propietario, la distribución de los fósiles, sobre las fachadas, la hizo su padre según criterios de valor relativo, los ejemplares más valiosos, por su rareza o más atractivos por su belleza, fueron colocados en las partes más altas y por tanto menos accesibles de las fachadas, en una franja situada entre entre los 2 y los 3,5 m. de altura, mientras que los menos valiosos, por su vulgaridad, se distribuyeron en las partes más accesibles, entre 0,75 y 2 m. de altura. También nos comentó que en la actualidad, ya han desaparecido un buen número de ejemplares fósiles de los que, primitivamente, se colocaron por debajo de 1,80 m., de altura, además por las marcas dejadas por los sustractores, en el cemento adhesivo que los retenía, se puede apreciar que algunos han sido arrancados del muro por simple "tracción manual animal”, mientras que otros han sido separados
del muro por "extracción mecánica animal”, haciendo uso de un “sofisticado” procedimiento tecnológico", aporrear el cemento con cincel y martillo.

Perspectiva de la fachada principal del edificio, desde la Travessia de Sant Josep de Calassanç, esta parte es la que presenta una mayor concentración de ejemplares fósiles.
 
Por motivo de este expolio, el actual propietario, no desea que se divulguen, en exceso, las características singulares del edificio, con el fin de evitar atraer la atención de más visitantes "manilargos", afectados por tendencias cleptómano-paleontológicas o de  "humanoides" con instintos vandálicos. Fauna que estando de paso por la población o por sus inmediaciones, pudieran sentirse motivados a hacer una "provechosa visita cultural" o una emocionan incursión salvaje, a un edificio tan singular, con el fin de llevarse a sus casas, un recuerdo o un trofeo, procedente de la localidad visitada, obviamente, obtenido mediante una acción incívica e ilegal.


Agradecimientos

Al Sr. Ignasi Gómez Farreres, por ser el primer informante que me hizo conocer la existencia del edificio al que hemos dedicado este artículo y, especialmente, por haber realizado todas las fotografías, en alta resolución, que han servido para ilustrar este articulo y algunas otras más que no han podido aparecer por falta de espacio. También al Sr. Ramón Planes Albets, por informarme sobre ciertos detalles poco conocidos, de aquellos asuntos familiares, relacionados con la original decoración paleontológica de ese edificio singular, ahora de su propiedad.


Fuentes.

- Anónimo. 2008. Solsona estudia reabrir el museo etnográfico tras casi 20 años sin ubicación. La Mañana 2008-04-04
- Gómez Farreres, Ignasi. 2010, Comunicación personal del 2, 6 y 7 julio  de 2010
- Planes Albets, Ramón. 2010  Comunicación personal, por vía telefónica, del 4 de octubre de 2010
- Planes Albets, Ramón. 1987. El Museu Etnogràfic del Solsonès: guía i descripció sumària del seus fons. Solsona. Revista Cardener (4): 123-148,  il., fot.