sábado, diciembre 25

Saludo paleontoibérico navideño


En estas fechas solsticiales en que los humanos de cultura occidental o "cristiana", por tradición, nos deseamos paz, prosperidad, salud y felicidad, yo no quiero ser menos. Y me uno a ese coro de personas bienintencionadas, llenas de buenos deseos hacia sus semejantes... y además, intentaré saludar a las personas que visiten este blog, en todas las hablas regionales, peninsulares, de las que me ha sido posible encontrar, la versión correspondiente de la frase típica que es tradicional de esta época del ciclo anual:


"Felí Navïá y próspero Año Nuevo", a los andaluces

"Buen Nadal e Buena Añada", a los aragoneses

"Bon Nadau e Erós An Nau",
a los araneses:

"Felices navidaes y prosperu Añu Nuevu",
a los asturianos

"Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo",
a los castellanos:

"Bon Nadal i Feliç Any Nou",
a los catalanes, baleares, valencianos y andorranos

"Felicis Pascuas y Añu Nuevu", a los extremeños

"Bo Nadal e Prospero AniNovo", a los gallegos

"Merry Christmas and a Happy New Year",
a los gibraltareños

"Bon Nadal y Prestosu Añu Nuevu", a los leoneses:

"Boas Festas e um feliz Ano Novo", a los portugueses:

"Gabon zoriontsuak eta Urte Berri On"
, a los vascos

La nota verdaderamente exótica y auténticamente etnopaleontológica de esta entrada, la aporta, sobre todo y muy especialmente, la curiosa imagen navideña que encabeza nuestra entrada que ha sido realizada por el creativo Michael Popp, alias "Kentuckiana Mike", un recolector y coleccionista norteamericano, de Louisville, estado de Kentucky, en los United States of America. La imagen estárealizada utilizando imagenes, de diversos tipos de fósiles paleozoicos, originarios del estado norteamericano de Indiana, mediante técnicas de fotomontaje digital.

Para aquell@s visitantes, realmente curiosos, que quieran saber de qué tipo de fósiles se trata y cuál es su procedencia, ofrecemos a continuación el texto explicativo, original, de la imagen creada por Michael Popp que dice así:

Merry Christmas to one and all! May you get lots of geological goodies this holiday season. Hope the new year brings good health and safe travels.
For the curious, this years image contains fossils from four time periods. The star, red and blue ornaments are Ordovician crinoid stem pieces of Madison, Indiana. The trunk is an unidentified criniod stem from the Silurian Waldron Shale of Clark County, Indiana. The tree body is an unidentified horn coral from the Devonian Jeffersonville Limestone of Clark County, Indiana. Last, the yellow ornaments are unidentified crinoid/blastoid stem pieces from the Mississippian Period limestones of Crawford County, Indiana. All the fossils have had their colors modified to match a real Christmas tree.

See this
April 2010 blog post on the Ordovician crinoid pieces for their identifications.


Here is a link to my 2009 Christmas Greeting: http://louisvillefossils.blogspot.com/2009_12_25_archive.html that year I used blastoid fossils for the ornaments.


Texto e imagen extraídos de:
http://louisvillefossils.blogspot.com/2010_12_25_archive.html


Fuentes:

- Michael Popp, "Kentuckiana Mike":
Merry Fossil Christmas 2010
http://louisvillefossils.blogspot.com/2010_12_25_archive.html
- Navidad Latina 1: http://www.navidadlatina.com/idiomas/
- Navidad Latina 2:
http://portal.navidadlatina.com/foros/frases-tipicas-de-saludos-segun-el-idioma-o-el-dialecto
- Logos dictionary.org:
http://www.logosdictionary.org/pls/dictionary/new_dictionary.gdic.st?phrase_code=5091402

martes, diciembre 21

El registro fósil y las canciones populares (1)

Heraclio ASTUDILLO-POMBO, Dept. Medi Ambient i Ciències del Sòl. Universitat de Lleida


Introducción a los fósiles, como elementos inspiradores, en las canciones populares.



Indudablemente, canción y poesía son dos géneros distintos, pero tienen en común que ambas formas de expresión han sido concebidas para ser recitadas con un ritmo, una entonación y una intencionalidad muy distintas al discurso hablado. También tienen en común sus extraodinarios efectos, capaces de incidir sobre las emociones y sentimientos profundos de sus receptores humanos.
En diciembre, el mes que cierra el año, tiempo en el que solemos hacer balance sobre el estado de muchos proyectos personales y colectivos, es cuando tenemos una percepción más viva del paso del tiempo, a escala humana, nada comparable con el tiempo geológico, en el que la unidad de medida son los millones de años... Los fósiles son, quizá, el elemento más característico que nos hace tomar conciencia del paso del tiempo a escala planetaria y regional y de la antigüedad del terreno que estamos pisando.

Componentes del grupo musical La Ronda de Boltaña, durante una actuación callejera
Imagen: http://memoriadepez-anonimo.blogspot.com/2011/07/la-ronda-de-boltana.html

Escasean, hasta la rareza casi absoluta, las canciones que tratan sobre fósiles, "pero habérlas háilas" y hoy queremos iniciar el tema, presentándoos una de estas rarezas musico-paleontológicas, se trata de una canción que en mi opinión, y no soy un entendido en materia musical, me parece de una gran belleza formal y conceptual. Se trata de una habanera titulada "La Caracola", concebida, compuesta y ejecutada, aparentemente, muy lejos del mar, al menos del mar actual, por un grupo de músicos altoaragoneses, denominado La Ronda de Boltaña que viven y trabajan, la mayor parte del año en su querido Pirineo oscense, país levantado sobre los restos de un antiguo mar eoceno.
En el Alto Aragón, que es como también llaman los aragoneses a la província de Huesca, un amplio territorio en el que aquí y allá, aparecen diversos testimonios fosilizados, de aquel antiguo medio marino, en el que hace entre 50 y 30 millones de años, pululaban, vivitos y coleando, todo tipo de organismos marinos, propios de esa época geológica y de un ambiente ecológico determinado, existían unos organismos que nadaba, otros que flotaban y otros que se arrastraban o se asentaban en sus fondos, constituyendo en conjunto, una gran multitud y diversidad de seres marinos, de toda especie, que componían complejas comunidades ecológicas submarinas.

Desgraciadamente, para paleontólogos y para los coleccionistas,
la litificación del sedimento sólo ha podido preservar de la desaparición, a una parte ínfima de aquellos seres marinos, sólo se han conservado los que tenían partes mineralizadas tales como caparazones, conchas y esqueletos internos.

En el Alto Aragón, los fósiles más populares, por ser los más abundantes y por estar sus yacimientos localizados cerca de núcleos habitados, son los numulites y las caracolas.

Imagen: Conchas fósiles bien conservadas de Clavilithes parisiensis, un gasterópodo del Eoceno marino (Luteciense) que, a pesar de su nombre específico parisiensis, también puede encontrarse en el Alto Aragón.
Los dos ejemplares de la fotografía, proceden de Damery (Dep. Marne), Francia y están expuestos en la sección de Paleontología del Museo de Historia Natural de París. El ejemplar de la izquierda, está entero, mientras que el de la derecha ha sido seccionado por la mitad, a nivel del eje central, para que puedan apreciarse la estructura y la cavidad interna de la concha.
Fotografía original de Michael Popp, alias "Kentuckiana Mike"
http://louisvillefossils.blogspot.com/2010/03/french-eocene-snail-fossils.html


La caracola

Letra : Manuel Domínguez. Música : Miguel Sorribes

En una caja
olvidada en la falsa*
he oído esta noche
rugir el mar.
Lejanos sones,
olear de recuerdos;
la marea del tiempo
los lleva, los trae
y los vuelve a llevar.

...Eras tú, caracola,
obsesión de mi abuelo,
-navegante de sueños
que no vio el mar-.
Me juró que llevabas
el océano dentro.
...¡Cuántos silencios cuesta
aprender a escuchar!.

¿Cómo no supe hacerlo
ni entender tu misterio,
que a un pastor y su nieto
nos guardabas el mar?
¿Cómo no supe verlo
ni creer al abuelo,
si también yo soy hijo
de un pueblo que canta
habaneras sin mar?...

Grité riendo:
-"...¡Si es un fósil, abuelo;
caracol que en milenios
no ha visto el mar!"
Se puso serio,
y después en silencio
te metió en esa caja,
y así, caracola,
te fuiste al desván.

Nunca más quiso verte,
-puso proa al olvido-,
ni pegada a su oido
te oyó cantar.
Cuando el barco naufraga,
cuando a pique va un sueño,
al timón, el primero,
se hunde su capitán.

Tú le diste sirenas,
caballitos y estrellas;
yo un puñado de arena,
...y lo llamé "realidad".
Hoy por fin, ¡qué vergüenza!,
también yo oigo sirenas,
y hasta entiendo la letra:
"¡Vivir no nos basta,
queremos soñar!"...

La madrugada
ronda ya mi ventana
mientras veo a mis hijos
dormir en paz.
¡Qué mar de sueños!
¡Navegad y buen viento!...
-ola de tierra adentro,
canción del recuerdo,
habanera sin mar.-

...Como a ti, caracola,
nos canta por dentro
un lejano mar.

* Falsa: desván

Unos segundos de mp3

---

Comentarios finales.

Aunque, en un principio, pude llegar a creer que la historieta que narra la canción, sobre el desencanto del abuelo pastor, propiciado por la inconsciencia divulgativa del nieto adolescente, podría estar inspirada en hechos realmente ocurridos, en algún momento y lugar, concretos, del Alto Aragón, quise contrastar mi hipótesis y, de paso, satisfacer mi curiosidad. Me puse en contacto con Manuel Domínguez, el autor de la letra de la canción, para preguntarle sobre lo acertado o errado de mis suposiciones y me informó que "todo lo referente a los hechos y personajes que protagonizan la historieta que recoge la canción, aunque pudieran ser posibles, en realidadd, eran totalmente inventados, pura creación de su imaginación.

¡Vaya chasco me llevé! ... pero ¡Qué le vamos a hacer! Y como dicen los italianos "E se non è vero, è ben trovato!"


Otra "curiosidad", de esta bonita canción, es que procede del "recrecimiento y evolución" creativa realizada por su autor, a partir de una estrofa que fue suprimida en una canción anterior, titulada El dolmen de Tella . Esta estrofa que no aparece, en la versión definitiva de la canción, a la que, inicialmente, ayudó a concebir y, finalmente, ayudó a nacer, queremos mostrarla y darla a conocer aquí, porque también está protagonizada por una caracola fósil:

Debajo del dolmen de Tella
el mar, en una caracola resuena.
Viajera de antiguas mareas,
se fueron las olas, dejándola en tierra.
Campanilla fósil, caracol de piedra,
milenaria nana espiral y eterna.
Los mares perdidos cantaban en ella,
y una tarde el viento la puso en ofrenda
debajo del dolmen, del dolmen de Tella.

lunes, agosto 30

Tercer Aniversario de FFI



¡Finaliza el mes de agosto!  ¡El tiempo de vacaciones veraniegas se me ha pasado volando! ¡Y, además, mañana hay que volver a currar!

Pero podremos soportarlo porque estamos muy contentos de poder celebrar el tercer aniversario de nuestro blog el FOLKLORE DE LOS FÓSILES IBÉRICOS.

¡Ya llevamos cumplidos 1.095 días, en la blogosfera, intentando crear y divulgar contenidos, específicos, de la paleontología cultural y la etnopaleontolgía, ibéricas!
 
A la vista de los resultados obtenidos a lo largo de estos tres años, debemos confesar que nuestro grado de satisfacción es bastante considerable. No siempre las condiciones ambientales han resultado muy favorables al proyecto, al tener que compaginar con él otras actividadas remuneradas o/y más prioritarias, como son las obligaciones laborales, las opciones profesionales, los compromisos familiares y las reuniones sociales.

Nuestro estado de (in)justificada euforia nos ha empujado a querer compartir la sana alegría que brota de nuestro interior,
con nuestr@s lectoras/es, al ser conscientes de que, a pesar de las muchas dificultades ambientales que hemos encontrado a lo largo del recorrido, el proyecto investigador y divulgador ha logrado sobrevivir, la metodología investigadora se ha depurado, bastante, el investigador ha aprendido mucho y los resultados de todo este proceso resultan más que estimulantes

 Así es que, por todo lo conseguido y "de motu propio", hemos decidido celebrar el balance positivo de estos primeros 1095 días, con tod@s nuestr@s amig@s y conocid@s. La celebración se realizará de una forma familiar, amistosa, sencilla, fácil, barata y autogestionada, recurriendo a la permanente colaboración de You Tube.

Puesto que se trataba de celebrar un cumpleaños, nada más sencillo, apropiado y conveniente que visionar unas pequeñas bromas audiovisuales que aunque no tienen casi nada que ver con la temática del blog, los tres vídeos están relacionados con el tipo de conmemoración de hoy. Se trata de tres versiones, algo gamberras y aptas para, casi, todos los públicos, del típico Happy Birthday to you !

Amig@s pónganse cómod@s y sonrían







domingo, agosto 29

Gastronomía ibérica de inspiración paleontológica (2)

por Heraclio ASTUDILLO-POMBO, Dept. MACS, Universidad de Lleida


El registro fósil en la repostería española (1)



Gastronomía, creatividad adaptativa y nuevas oportunidades de negocio, en los lugares con un patrimonio paleontológico de valor reconocido.

El tipo de alimentos ibéricos y por tanto, también, los españoles que parecen estar más influidos por el registro fósil local, son aquellos productos en los que abunda el azúcar, relacionados con la especialidad de dulcería o repostería, fundamentalmente, elaborada en pequeños obradores mediante procedimientos artesanales

En todos los casos que, hasta ahora, hemos podido conocer, documentar y recoger, se trata de productos  muy 'modernos', de invención y producción muy reciente, en los que generalmente se utilizan formulas, ingredientes y procedimientos tradicionales, pero con aspectos, presentaciones y funciones adaptadas a las preferencias de los consumidores actuales y a las exigencias del mercado.

No todas las regiones fosilíferas  de España han decidido apostar por esta original forma de poner en valor el patrimonio paleontológico, aprovechando el mercado que representa el turismo en general y el turismo especializado, en particular.

Este tipo de actividad gastronómica, creativa y artesanal que se beneficia, económicamente,  del patrimonio paleontológico por estar inspirada y basada en el registro fósil local, también tiene un efecto positivo para dicho registro fósil, al tener un efecto de refuerzo publicitario que ayuda a la difusión, entre los visitantes, de su localización geográfica, de su originalidad paleontológica y de su importancia científica. Esta clase de repostería, también tienen un efecto evocador que al actuar sobre la memoria de los consumidores, semanas o meses más tarde, facilita la vinculación emocional con el lugar y con su patrionio fósil por medio de sus recuerdos



Cataluña

Las "Dinomonas" de Coll de Nargó (Lleida)

En el pueblo leridano de Coll de Nargó (Alt Urgell, Lleida), el maestro pastelero y chocolatero Ernest Fusté Reig, propietario del horno y pastelería Reig, empezó a elaborar una “mona de Pasqua” muy especial, conocida en la comarca y en los medios de comunicación regionales, como la “Dinomona”.
La elaboración de esta mona de pascua, hasta aquel momento, única en su género, se realizaba con la finalidad de que pudiera ser rifada, entre los vecinos de la población y de la comarca, a beneficio de la ADAU (Associació d’Amics dels Dinosaures de l’Alt Urgell). La rifa se realizaba con la intención de obtener beneficios para que, luego, se pudieran dedicar a actividades relacionadas con la investigación, conservación y promoción del yacimiento dinosauriológico que existe en esta población y que puede visitarse en una zona acondicionada para el geoturismo, denominada el "Mirador del Cretàcic".
Con la elaboración de este producto de la pastelería-chocolatera, espectacular y casi, monumental, no sólo se pretendía dar continuidad a una popular tradición gastronómica-festiva, típicamente catalana, multicentenaria, sino recaudar fondos con los que posibilitar la culminación de proyectos de excavaciones dinológicas y conmemorar algunos eventos paleontológicos, en los que estaba implicada la ADAU. 

En el 2004 la Dinomona fue una completa novedad, pues fue sorteada por la ADAU, por primera vez, consitía en un "Tyranosaurux rex" de chocolate, de 2 metros de longitud, un metro de alto y más de 60 kilos de peso. 
Con los beneficios de la rifa, la ADAU pretendía cubrir una parte del coste de las prospecciones paleontológicas que estaban llevando a cabo, en el valle del río Sallent, iniciadas el año 2002, donde poco más tarde se hallarían nidos y huevos de titanosaurios. Estos hallazgos darían origen al actual "Mirador Crètacic" y al "Museu dels Dinosaures, del límit K-T".  
En los trabajos de prospección, excavación y restauración, entre paleontólogos, geólogos, estudiantes universitarios y vecinos de Coll de Nargó, intervienen cerca de cincuenta personas. La mayor parte del coste de esos trabajos eran financiados por el Consejo Comarcal del Alt Urgell y por el ayuntamiento de Coll de Nargó.
Los boletos para la rifa, de la dinomona, se pudieron comprar a sólo un euro, en cualquier establecimiento comercial y hostelero de Coll de Nargó.

Captura de pantalla, de pésima calidad, pero suficiente para hacerse una idea del aspecto que tuvo la Dinomona-04
Imagen:  Lo Banyut. nº 17, primav 2004

Como cosa curiosa y divertida hay que reseñar que en el pueblo de Coll de Nargó, al dinosaurio de chocolate del año 2004, de forma humorística, se le acabó conociendo como el "Titanosaurus reig", partiendo del parecido entre la fonación catalana del apellido del pastelero "rech" y el nombre específico del dinosaurio "rex".   
La Dinomona de la Pascua del 2004, en forma de tiranosauro rey, trataba de conmemorar el 1er. aniversario del viaje realizado, a Estados Unidos, por algunos miembros de la ADAU, para participar en la excavación de un yacimiento que contenía restos de dinosaurios, de los géneros Tiranosaurus y Triceratops.


En el 2005, la Dinomona sorteada por la ADAU, consistía en la figura de un burro, con huevos de titanosaurio en las alforjas, todo confeccionado de chocolate de primerísima calidad. La escultura del burro medía 2 metros de largo y 1'5 m de altura, con un peso de más de 60 kg,
Los boletos de la rifa se vendían a un euro y se podían comprar en cualquier establecimiento comercial u hostelero de Coll de Nargó.
La mona de ese año se sorteó, también, para recoger dinero para las cubrir los gastos generados por las excavaciones y los estudios paleontológicos que se realizan en el yacimiento de dinosaurios del valle del río de Sallent, en el municipio de Coll de Nargó, con la colaboración del Ayuntamiento de Coll de Nargó y del Consejo Comarcal del Alt Urgell. 



En el 2008, la Dinomona sorteada por la ADAU, consistía en un conjunto de huevos de chocolate, a tamaño natural, representando, en su interior, crías de titanosaurio, en diversas actitudes, poco tiempo después de haber roto el cascarón del huevo que los contenía.

La “Dinomona 08”, era la "mona" de Pascua, del año 2008, representaba la nidada de una titanosaurios, grupo de dinosaurios saurópodos, en el preciso momento de la eclosión de las crías. En la imagen se puede ver al maestro Ernest Fusté Reig, de la pastisseria Reig, de Coll de Nargó, realizando el retoque de los 7 huevos de titanosaurio, de chocolate negro, en unos casos y de chocolate con leche en otros, en cuyo interior se han representado a las crías menos activas de color claro, recubiertas de chocolate blanco y las más adelantadas, de color oscuro, recubiertas de trufa o chocolate con leche. Se han tomado como modelo las recreaciones existentes en el "Museu dels Dinosaures. limitK/T"

Con este motivo, la ADAU trataba de celebrar, de forma artística y gastronómica, los últimos hallazgos dinológicos: numerosos nidos de dinosaurios, con huevos fosilizados, pisadas y algunos huesos, de distintos individuos, pertenecientes a grandes dinosaurios saurópodos, que habitaron esta parte del planeta, a finales del Cretácico.


En el 2009, la Dinomona sorteada por la ADAU, consistía en una escultura representando el perfil de un cráneo completo de Tiranosaurus rex, confeccionado con chocolate negro, de 150 cm. de longitud y 100 cm. de altura, colocado sobre un soporte expositor vertical.

La "Dinomona 09" o "mona" de Pascua, del año 2009, representaba el perfil del cráneo de un tiranosaurio rex, a tamaño natural, realizado en chocolate negro. En la imagen podemos ver al maestro pastelero Ernest Fusté Reig, de la pastisseria Reig, de Coll de Nargó, dando los últimos retoques a su magna obra.


La Dinomona del 2009 con la forma del perfil de un cráneo de tiranosaurio, figura que además también es el logo del grupo ADAU, pretendía conmemorar el 5º aniversario del viaje realizado por algunos miembros de la ADAU, a Estados Unidos, para participar en la excavación de restos de dinosaurios de los géneros Tiranosaurus y Triceratops.

Ese mismo año, también, se podían adquirir, en la pastelería Reig, algunos elementos “dino-chocolateros”, alusivos al tema de los huevos fósiles del yacimiento local, para su uso como elementos decorativos innovador, en las “monas” caseras, realizadas de forma más o menos tradicional, en las casas particulares de la población y de las de sus alrededores.

"Huevo de pascua dinológico" representando, una cría de titanosaurio, a punto de salir del huevo, poco después de eclosionar. El titanosaurito, aún en posición fetal, se ha elaborado con “chocolate blanco” y el cascarón del huevo que lo contiene, con “chocolate negro”. Aquí se le ve colocado sobre una sencilla y elemental base rectangular de bizcocho casero.
Imagen: 
http://nuriatomas.blogspot.com/2009/04/caramelles-i-mona.html



Fuentes:

- Anónimo. 2004. “Tyranosaurus reig”, la "Dino-mona" del mestre xocolater Ernest Fusté, del forn Reig de Coll de Nargó. Lo Banyut. nº 17, primavera 2004. p. 36
- Anónimo. 2005. L’ADAU sorteja una mona gegant que representa un ruc català amb ous de titanosaure a les alforges. Nota informativa del Consell Comarcal de l'Alt Urgell, 2/03/2005: http://www.ccau.cat/Premsa/2005/20050302monapasqua.htm

- Anónimo. 2008. Elaboració d'una "dinomona” per finançar excavacions paleontològiques. Viure als Pirineus.cat 10/03/2008:  http://www.naciodigital.cat/viurealspirineus/noticia/1229/elaboracio/diamona/financar/excavacions/paleontologiques
-Anónimo. 2009. L'ADAU sorteja un crani de Tiranosaure rex en xocolata. 6/03/2009: http://www.viurealspirineus.cat/notícies/Societat/Es+rifa+un+crani+de+tirannosaure+rex+de+xocolata
-  Isidre Domenjó. 2008. Un mestre pastisser de Coll de Nargó crea la 'Dinomona 08' Nota informativa del Consell Comarcal de l'Alt Urgell del 10 de març del 2008:  http://www.radioseu.cat/not%C3%ADcies/Societat/Un+mestre+pastisser+de+Coll+de+Narg%C3%B3+crea+la+%27Dinomona%27
- L'ADAU sorteja un crani de Tiranosaure rex en xocolata Notícia del Viure als Pirineus.cat.  6 d'abril del 2009: http://www.viurealspirineus.cat/notícies/Societat/Es+rifa+un+crani+de+tirannosaure+rex+de+xocolata

lunes, agosto 9

Gastronomía ibérica de inspiración paleontológica (1)

por Heraclio ASTUDILLO-POMBO, Dept. MACS, Universidad de Lleida

Introducción a algunas formas de relación gástrica  entre humanos y fósiles.


1. Relaciones gástricas, con ciertos fósiles, en tiempos relativamente lejanos

A pesar del título y subtítulo que encabezan esta entrada del blog, debemos informar a nuestr@s lectores/as que los fósiles más típicos, los constituidos por calcita, aragonito, sílice, pirita o carbón, no se han usado, nunca, como alimento, ni como aditivo alimentario, por el simple hecho de no contener nutrientes de ninguna clase, ni resultar de sabor atractivo, en ninguna de sus variedades.  

En los tiempos antiguos e incluso en los modernos, con cierta frecuencia, se han ingerido fósiles de composición calcítica, con finalidades sanitarias, los más pequeños podían ser tragados enteros, otros fósiles de mayores dimensiones fueron ingeridos en forma de granulado, una vez triturados, en otros casos se ingerían en forma de polvo fino, obtenido por raspadura de su superficie o por molido de fragmentos. Los polvos fueron ingeridos en forma de suspensiones en líquidos de diversa naturaleza, caldos, aceite, agua o vino, otras veces disueltos en vinagre... 
En ninguno de los casos, anteriores, se buscaba aprovechar las propiedades nutritivas de los fósiles, pues desde la prehistoria se sabía que no las tenían, sino beneficiarse de sus, supuestas, cualidades mágico-preventivas, con las que preservar la salud humana o animal, ante determinadas amenazas imaginarias, como podía ser el "mal de ojo" o frente a ciertos peligroso reales, las mordeduras de serpiente, de escorpión, de perros, etc, latentes en el medio natural o social en que se desenvolvía la vida cotidiana. 
También se usaron ciertos fósiles para beneficiarse de las cualidades mágico-curativas, generalmente imaginarias, para conservar o mejorar la salud, cuando ésta ´debía hacer frente a diversas dolencias y lesiones.


En la comarca de Tortosa, hasta hace muy pocos años, se ingerían los minúsculos artejos del tallo de Pentacrinus neocomiensis, que eran llamados, popularmente "estrelletes de la Mare de Déu" con un trago de agua o incluidos en sopas, o se bebían sus infusiones, para tratar diversas dolencias.
Fotografía original de Álvaro Arasa
Imagen:
http://www.terra.es/personal2/aarasa/fosil.htm


Pero debemos recordar que la ingestión de fósiles calcíticos, previamente reducidos a polvo y luego dispersos en alimentos sólidos o líquidos o disueltos en bebidas ácidas hasta el siglo XVIII, fue una práctica relativamente común en la medicina culta de Europa, incluida la península ibérica, en siglos pasados.  
Es evidente que los usos de este tipo, estaban sólo relacionados con las antiguas materias médicas y con las viejas fórmulas de farmacopea, de naturaleza mineral, puesto que se trataba de una forma, antigua y convencional, de litoterapia, aplicada por medio de ciertas formulas magistrales ideadas por médicos y boticarios, en tiemposde la medicina antigua y pre-científica, para el tratamiento o la prevención de muy diversas dolencias.
 
Entre los marineros del Reino Unido, hasta finales del siglo XIX, fue muy popular durante sus travesías marítimas el uso de los polvos calciticos, obtenidos del raspado de los llamados, popularmente, "chalk eggs", es decir "huevos de la creta", en aquella epoca identificado como Echine marinae, equinídos fósiles, cretácicos. La finalidad era reducir la acidez de estómago, así como mitigar los efectos del mareo, de tal manera que los marineros, afectados de tales problemas, nunca emprendían una ruta marina sin llevar consigo alguno de aquellos "huevos" medicinales.
Imagen: http://www.amberabg.com/a_for_sale/x_echinoderm46.html

Según las creencias y prácticas medico-mágicas, de aquellas épocas, no tan lejanas en el tiempo y el espacio, el agua resultante de "inmersiones", infusiones y decociones de ciertos tipos de fósiles y, también, la ingestión de gránulos o polvo, obtenido de su trituración o raspado, eran usados como  ingredientes mágicos, fundamentales, en la preparación de ciertos remedios antiguos, tradicionales, propios de prácticas comunes en la medicina popular europea e incluso española, durante siglos, práctica que resistió o suplió los avances de la farmacopea científica, hasta mediados del siglo XX.

Representación pictórica de un boticario antiguo, en la sencilla "oficina" de su botica, pulverizando en su mortero de bronce, algún ingrediente natural que bien podría ser algún fósil calcítico, con el que preparar un remedio específico, para algún encargo particular. Por su expresión, de una actitud vigilante, parece ser que está a la espera de que el cliente-paciente aparezca, de un momento a otro, por la puerta, entreabierta, que da a la calle.


También debemos recordar que se utilizaron ciertos fósiles, desde la Edad media hasta la época de la Ilustración, en relación indirecta con la gastronomía, por las supuestas virtudes que poseían ciertas piedras prodigiosas que eran capaces de reaccionar como detectores y neutralizadores de venenos, ocultos, en la comida y la bebida que se consumía en los banquetes de la gente muy principal. Personas que por su condición de gobernantes, elevada posición social y uso leonino del poder, solían padecer, no sin razón, el síndrome del terror, permanente, a morir por el emponzoñamiento de las suculentas viandas, los apetitosos postres o las selectas bebidas que consumían. Las personas que ocupaban altas posiciones en la jerarquía del poder, laico o eclesial, solían ser conscientes que contaban con bastantes enemigos, suficientemente resentido y malvados, como para contratar los servicios de envenenadores profesionales. 


Escena esculpida, en madera, en un banco del coro de la iglesia de Guimaec (Francia), en la que se representa el acto de probar la bebida y la comida de un noble, para prevenir el envenenamiento del señor feudal. Arrodillado en el suelo, el probador ya está manifestando los primeros síntomas de envenenamiento
Imagen: http://argoul.com/2005/08/13/saint-melar-de-bretagne/

Los temores ansiosos, con frecuencia muy bien fundamentados, generalmente, acababan por convertirse en pánico paranoico, pues se sabían acosados por sucesores, ya fueses familiares directos o indirectos, o colegas, que espoleados por el ansia de poder o/y por la más pura codicia, padecían de una impaciencia apremiante y de unos deseos irrefrenables de alcanzar la sucesión, a toda prisa, y la forma más rápida era la defunción fulminante, inducida, por medio de alguna sustancia ponzoñosa, ingerida de forma inconsciente, en compañía de suculentos manjares o de apetecibles vinos, suministrada por algún servidor infiel, codicioso o resentido. 


Ambiente en un banquete principesco, durante la época del Renacimiento, la mayor parte de los comensales, no sin motivo, podían temer el envenenamiento en el transcurso de estas reuniones.
Imagen: http://www.lessing-photo.com/dispimg.asp?i=32010568+&cr=68&cl=1

Muy posiblemente, la existencia de ese tipo de sucesos, graves, gravísimos o mortales, relacionados con la alimentación que habían sido conocidos de forma indirecta por relatos oídos a informantes diverso o conocidos de forma directa, por haber sido presenciados o, incluso, sufridos en carne propia, habría estimulado la prudente prevención de ese tipo de peligrosos 'accidentes' gastronómicos. Accidentes que eran, relativamente, comunes en ciertas épocas históricas, bastante o muy revueltas, en las que las sucesiones entre los miembros de diversas, altas, categorías de la nobleza civil y eclesiástica, se producían de forma inesperada pero muy oportuna para l@s oportunistas que estaban en el secreto y eran los causantes. 

Sello español de 1965, representando el intento de envenenamiento de fray Luis Beltrán, dominico español, misionero y predicador, en América, que resultó frustrado milagrosamente.  
En este grabado, el veneno ha sido representado, con forma de pequeño dragón volátil que huye de la bebida que contiene la copa que el santo sostiene en su mano.

Imagen: Sellos del mundo


En relación a todo lo anteriormente comentado, recuérdese la popularidad de que gozaron, en los palacios laicos y eclesiásticos de Europa y, por supuesto de nuestra península, ciertas piedras prodigiosas que no sólo alertaban de la presencia de venenos, mediante signos observables, tales como el cambio de matiz o la formación de condensaciones en su superficie, sino que incluso tenían capacidad para neutralizarlos. Entre las diversas piedras con semejantes virtudes,  destacaron las denominadas "glossopetras",  “lenguas de víbora” o “lenguas de san Pablo” (dientes fósiles de escualos), las “piedras de sapo” u “ojos de víbora” (dientes fósiles de peces óseos ) y los “cuernos de unicornio fósil” (defensas de mamut, desenterradas), por citar, sólo algunos de los nombres comunes más conocidos, de algunos restos fósiles, de los que hoy día sabemos que, en realidad, se trataba de ciertos restos óseos fosilizados.
 
Un artilugio protector, denominado "linguario", "portalenguas" o "árbol de lenguas", de plata dorada y piedras semipreciosas que sostiene en su parte superior una quincena de dientes fósiles de tiburón. 
Antiguamente, los dientes fósiles de tiburón, eran considerados lenguas de serpiente, petrificadas milagrosamente por san Pablo. Este tipo de objetos, mágicos, generalmente ricamente ornamentados y muy costosos, constituían talismanes o amuletos, contra todo tipo de venenos y envenenamientos. En los banquetes principescos de toda Europa, durante la Edad Media y el Renacimiento, constituían un centro de mesa con el que se realizaba "l'épreuve" introduciéndo uno de los dientes en la comida o bebida sospechosa.
Imagen: "Natternzungen-Kredenz" de 1450, de las colecciones del Museo de Historia de Viena (Austria)



2. Relaciones gástricas con ciertos fósiles, en tiempos relativamente cercanos

En esta ocasión, no vamos a ocuparnos de unos aspectos paleontológico-gastrológicos tan arcaicos, esotéricos, sorprendentes y doctos, sino en mostrar, a nuestr@s lectoras y lectores, algunos aspectos gastronómico-paleontológicos, también curiosos, pero mucho más modernos, cotidianos, nutritivos e inocuos, o no, y mucho más prosaicos, relacionados con la utilización de determinados fósiles como imágenes comerciales, utilizadas en la preparación, presentación y promoción de diversos alimentos sólidos o líquidos. 


Molde metálico de hornear, con forma de dinosaurio, el bizcocho resultante, que será la base del pastel, tiene las formas que reproduce la etiqueta de papel que aparece en su interior, obviamente, para conseguir un efecto tan atractivo como el de la etiqueta, deberá recubrirse el bizcocho con algunas sustancias alimentarias coloreadas. Imagen: Gadgets & cuina

En tiempos relativamente recientes y gracias a los avances de la química orgánica, moderna, ciertos materiales geológicos, fósiles, concretamente el petróleo, sirvieron como materia prima para producir diversas substancias "sintéticas" de uso alimentario, tales como margarinas, ceras, aceites, conservantes, emulsionantes, y colorantes artificiales.

Amplia gama de colorantes alimentarios, artificiales, utilizados en repostería industrial...y artesanal
Imagen: Colorante alimentare in gel 28 gr Wilton

Ese tipo de derivados del petróleo son consumidos, habitualmente, como ingredientes de múltiples y muy diversos alimentos sólidos y líquidos, por la mayoría de los humanos de sociedades industriales, más o menos, avanzadas. Este tipo de aprovechamiento sólo ha sido posible con los llamados "fósiles químicos", concretamente, con el petróleo, una materia geológica de tipo orgánico, pero este tipo de fósiles comestibles, en el conjunto del registro fósil, no son la regla general, sino la la excepción particular.

Cortador de pan de molde, con el que se obtienen dos figuras de dinosaurios, idénticas de cada rebanada. Un artilugio ideal para preparar sandwiches para niños y adultos dinomaniac@s e inapetentes
Imagen: Dinosaur Sandwich Cutter

En este nuevo capítulo temático, intentaremos mostrar y convencer como la influencia del registro fósil, ibérico, en general, y la dinomanía, en particular, junto con la globalización del mercado, han conseguido afectar un ámbito humano tan generalizado y común como es el de la gastronomía, influyendo de forma evidente sobre diversas costumbres alimentarias que incluyen, desde los alimentos de tipo más cotidiano hasta los de tipo más festivo.
 

De todos los sectores de la industria alimentaria moderna la relación paleontológico-alimentaria, resulta mucho más frecuente, intensa y variada, en el sector de la dulcería o repostería artesanal e industrial, tal relación se suele manifestar en productos tales como chocolates, galletas, pasteles, caramelos, etc. De manera que del atractivo y consumo  tales productos, se desprende que las relaciones y sus repercusiones culturales, gastronómico-paleontológicas, afectan más intensamente a los consumidores infantiles y a los adultos golosos que a los adultos estándar. 

Bolsa con 10 Ammonites de chocolate de tres variedades distintas: chocolate con naranja, chocolate con leche y chocolate blanco. Las chocolatinas han sido modeladas dejando enfriar el chocolate fundido en el interior de un molde obtenido a partir de un auténtico amonites fósil. 
Imagen: Belgian Chocolate Ammonites  

La mayor incidencia social, de los productos paleonto-alimentarios ha sido posible por el más fácil acceso comercial a elementos e instrumentos que facilitan el trabajo, como pueden ser la aparición de nuevos utensilios, la disponibilidad de más ingredientes y el acceso a mucha información divulgativa. Las empresas productoras de repostería industrial o artesana, ahora disponen de unas condiciones más favorables que anteriormente y pueden elaborar una amplia gama de productos paleonto-alimentarios atractivos a la vista y al paladar.  
Por otra parte la mayor disponibilidad económica de las familias, el alto grado de hedonismo y el hábito consumista, le ha deparado una buena acogida comercial, siendo destinados a su consumo en ciertas fiestas y celebraciones especiales o para usos cotidianos tales como desayunos y meriendas o como las poco recomendables “chuches”, en niñ@s, urban@s, excesivamente sedentarios. 




Dinosaurus, fueron las primeras galletas, en forma de dinosaurio, que aparecieron  en el mercado español, a principios de la década de 1980
Imagen: Ulabox

Tal como hemos anticipado, en un párrafo anterior, las relaciones paleontológico-alimentarias en el mundo de los adultos resultan menos frecuentes, intensas y variadas, pero no podemos descartarlas, totalmente, pues están presentes en ciertos tipos de postres ceremoniales (monas de Pascua y pasteles de aniversarios) o productos estivales (helados, tartas heladas, etc.) y aún, mucho más relacionadas con el consumo de bebidas, ya se trate de la ingesta de  líquidos espirituosos (vinos y cavas, cerveza) y más raramente líquidos analcóholicos (refrescos).

 


Fuentes:

- Anónimo. Historia del veneno Wikipedia 

- Anónimo. La Toxicología en el Arte. Universidad de Granada
- Koke. 2010 ¿Por qué las galletas Dinosaurus ya no son de LU? Blogkoke 26/05/2010
-   Kunz, George F. 1915 The magic of jewels and charms, Philadelphia London, J.B. Lippincott company: http://archive.org/details/magicjewelsandc00kunzgoog
- Moreira, Joan. 1934. Del folklore tortosi: costums, ballets, pregàries, parèmies, jocs i cançons del camp i de la ciutat de Tortosa. Tortosa. Imprenta Querol 
- Sequeira Fernandes, Antonio C. 2005. Fósseis: mitos e folclore Anu. Inst. Geocienc. v.28 n.1 Rio de Janeiro jun. 2005
- van der Geer, Alexandra  & Dermitzakis, Michael. 2008.  Fossil medicines from “snake eggs” to “Saint’s bones”; an overview. Calicut Medical Journal. 2008;6(1) y también en: http://www.academia.edu/1155480/Special_article_Fossil_medicines_from_snake_eggs_to_Saints_bones_an_overview
&
- Zammit-Maempel, George. 1975. Fossil Sharks’ Teeth A Medieval Safeguard against Poisoning. [Published by the Malta Historical Society]. Melita Historica. 6(1975)4(391-410)